QUÉ HACER SI TU HIJO VE ÁNGELES Y DUENDES

 

¿Cuál es la mejor actitud que podríamos adoptar los padres de hoy en día. respecto al despliegue y manifestación de habilidades psíquicas que muestran hoy en día algunos niños, en todo el mundo, entre otras la capacidad de ver lo que los ojos comunes no perciben?.

Cuando pequeños solíamos imaginar e irnos al campo de la ensoñación, mientras leíamos o escuchábamos cuentos infantiles que nos narraban las abuelas, a manera de fantasías, antes de irnos a dormir. Historias cargadas de magia que fueron recopiladas de la tradición transmitida de generación en generación y consagradas por escrito, permitiendo así una difusión mayor e imperecedera, por escritores que se hicieron muy famosos como los alemanes Hans Christian Andersen (1805-1875) y los hermanos Wilhelm (1786-1859) y Jacob (1785-1863) Grimm, el francés Charles Perrault (1628-1703). Sus temas cobran vida en películas que siguen siendo muy populares entre los chicos y también entre los adultos. Dichos relatos hablan acerca de existencia de duendes en los bosques, seres voladores que dejaban estelas de luz, hadas, sirenas en los mares, fantasmas y muertos que caminan y hablan.

En muchos casos, nosotros mismos, los pertenecientes a generaciones anteriores a 1980, en algún momento de nuestra existencia como niños, teníamos capacidades para percibir ese mundo astral evidenciado en los cuentos de hadas, pero la oposición e incomprensión de nuestros mayores se limitaban a no querernos escuchar y a negar nuestras historias.

¿Cual fue nuestra reacción?

Lo mas sencillo fue olvidar y enterrarlo en nuestro subconsciente. Afortunadamente las facultades no desaparecen, solo fueron olvidadas. Y nos están aguardando para traerlas a la conciencia y cultivarlas.

¿Para que?

Para ayudarnos a tener un panorama mas amplio de la realidad, siendo que “la realidad” aceptada solo para la tercera dimensión es tan estrecha y limitada, que resulta empequeñecida ante la vastedad de la realidad astral. Conjuntamente las dos realidades, la Física y la Astral, integran el mayor tesoro de aprendizaje y conocimiento para las generaciones actuales y futuras y solo falta una adecuada consolidación de ese conocimiento, mientras aguardamos a un tercer mundo o universo de realidad, el Universo Mental.

¿Cuál sería la mejor actitud que podrían adoptar los padres de hoy en día, respecto al tema en cuestión?

Entre otras consideraciones queremos aportar alguna que puedan servirles de guía:

• Negar la realidad de que los niños si perciben, aunque los Adultos no, generalmente lleva a los pequeños a dudar de si mismos y a cuestionar sus dones, llegándose al punto de desestabilizarlos emocionalmente.

• Ese mundo percibido por los niños se llama Mundo Astral, donde la vida tiene otras leyes y otras formas de manifestarse, pero que es tan real como el mundo tridimensional.

• El hecho de que nosotros los adultos no tengamos habilidades para percibir ese mundo, no justifica que no exista o que neguemos su existencia, para nosotros mismos y para las demás personas o generaciones. En todo caso es una buena oportunidad para informarnos acerca del tema, abrir nuestra mente, romper algunos paradigmas o dogmas y disponernos a disfrutar de una realidad mas amplia e infinita en posibilidades.

• Desestimar lo que los niños ven, sienten o perciben del mundo astral, generalmente tiende a confundirlos en relación a todo aquello que están aprendiendo, para consolidar sus capacidades de razonamiento, análisis y percepción de la “realidad”. Un niño confundido deja de tener una adecuada comunicación con las personas que le rodean, porque le invade el temor de estar “equivocado” respecto de todo aquello para lo cual no encuentra eco en sus mayores. Se vuelve retraído y quizás hasta este pasando por periodos de espanto o miedo por no saber como manejar esos asuntos.

El desarrollo de facultades espirituales como la videncia, clarividencia, telepatía, los viajes astrales, la clariaudiencia y todo lo que tenga que ver con el dominio de las “mancias”, definida por el diccionario RAE como “adivinación” “practica de predecir”, depende solo de dos factores, a saber:

1. Haber nacido con tales facultades, ser consciente de ellas y descubrirlas, pulirlas, cultivarlas y cuidarlas sin morbo ni malicia y en general exentas de cualquier sentimiento de tipo egoísta, porque las facultades son dones y dichos dones son Regalos con los cuales vienen dotadas determinadas personas, pero no para hacer gala, presunción o mal uso, sino para desarrollar algún servicio a favor de la humanidad.

2. Trabajar ordenada y arduamente en el desarrollo espiritual de si mismo, mediante la lectura y comprensión de libros que van despertando en la persona el conocimiento olvidado.

En síntesis y para ambos casos, podemos decir que las facultades o dones despiertos, representan la mejor forma de decirnos que un ser humano tiene una adecuada expansión de conciencia y una evolución espiritual que lo ubica por encima de la generalidad de la gente, pero esa sola condición representa al mismo tiempo una libertad y una responsabilidad muy grande, que tienen como objetivo ser mejores servidores de los demás.


En resumen, si nuestros hijos hablan de que ven “señores chiquitos”, “Ángeles”, “seres con alas”, “niños que los observan, juegan con ellos o simplemente amiguitos”, fantasmas y a los abuelos que ya murieron y que ni siquiera conocieron en vida, por favor no nieguen lo que les cuentan, mas bien escuchen, estén atentos, ellos necesitan ayuda, necesitan opiniones enaltecedoras, no castrantes, para validar lo que perciben y si no se sienten capaces de actuar adecuadamente lo recomendable es buscar la orientación de una persona versada en el tema.

Cada día, mas y mas niños en el mundo tienen la capacidad de ver lo que nosotros solo imaginábamos y lo que parecía fantasía a los ojos de los adultos. Ahora nuestro hijos y nietos pueden percibir y percatarse de ese mundo, sin necesidad de escuchar las viejas historias de las abuelas.

De este modo es muy probable que a través de ellos, nosotros como adultos, podamos recobrar lo que nos fue negado cuando niños.

Nagual Elías
FUENTE... http://padresdelanuevaera.jimdo.com


 

 

4 comentarios:

Camila dijo...

Hoy en dia podemos encontrar en internet, diversas herramientas para los padres y poder disfrutar de educar de la forma mas correcta a nuestros hijos. Por eso suelo utilizar la web para esto. Ademas, trato también de conseguir en internet vuelos con promocion ya que soy de viajar mucho por razones laborales a todo el país

Anónimo dijo...

hola.. bueno yo formo parte de una familia muy especial donde se han dado varias situaciones de tipo vision, partiendo por mi hermana y mi hijo que es el padre de mi nietecita de tan solo un año y meses. ella nos sorprende a veces con su mirada en el "vacio" por momentos y hace unos dias su mamá vio que algo se movia en frente, como para botarlo y mi nieta dijo "no" con un ademan y en tono de mando y simplemente el objeto dejo de moverse.
para mi estas cosas son muy naturales.

jóse Videla dijo...

Mi hijo adolescente de trece años ayer me comentó que vio una sombra en el baño y una canilla abrirse, no se si eso es producto de su imaginación o si es algún problema mental, lo dijo con una certeza y seguridad que me hace dudar sobre la existencia o no de lo paranormal, yo soy escéptica sobre esos temas nunca tuve visiones de ese tipo, estoy muy preocupada por mi hijo no se que pensar no se sí puede ser normal eso que le pasó o si es la iniciación de algo más complicado

Anónimo dijo...

Sigue una página web con más informaciones sobre cómo protegerse de los entes negativos: "Manual de protección contra espíritus", que incluye además un capítulo dedicado a los niños: "10. Posesión e influencia en la infancia".

Sigue el link: https://madeproes.wixsite.com/proteccionespiritus

Abrazos,

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal



SEGUIR POR E-MAIL!

Datos personales

Mi foto
Perito Agrónomo. Prof. de Nivel Inicial, Estudiante de Lic. en TiC's, Cursando Seminario de Pedagogía Waldorf,

SEGUIME...


Recent Comments