ALIMENTACIÓN NIÑOS ÍNDIGO Y CRISTAL

Somos lo que comemos. Todo lo que entra a nuestro cuerpo interviene en todos los niveles: físico, emocional, mental y espiritual. Y sobre todo en el caso los niños índigo y cristal, la alimentación es un aspecto fundamental para su estabilidad mental, física y emocional.
Uno de los factores que más influyen en el estado de ánimo y conducta de estos niños es la alimentación. Todo lo que sea cultivado con pesticidas, que hoy en día es la mayoría de los
alimentos y seguir una dieta “normal” no será tolerada por muchos índigo y cristal. Con frecuencia no pueden tolerar alimentos procesados y comidas aditivas.
 
Tener en cuenta:
  DEJAR DE CONSUMIR PROTEÍNA DE ORÍGEN ANIMAL:
Muchos niños aun desde pequeños prefieren no comer carne , pero los padres siguen las instrucciones del pediatra o simplemente
obedecen a viejos paradigmas y los presionan para que coman la
proteína animal. No podemos imaginar lo que sienten ellos, (dada su alta sensibilidad al sufrimiento) al pensar que están masticando un trozo de animal muerto. Todo producto cárnico mantiene las emociones del animal mientras éste era matado, y también las emociones de su cautiverio. Hasta el punto de que un niño espiritual, cuando toma la carne, puede perfectamente revivir la muerte del animal e incluso relatar cómo fue esta muerte.
Pero no sólo en las carnes ocurre esto, sino que en algunos pescados, como el atún y el salmón, porque también tienen cuerpo emocional y reviven muy fuertemente los impactos emocionales. Cuando un niño espiritual toma alimentos cárnicos, realmente su vibración está descendiendo a prácticamente 1/3 de todo su potencial. Desde pequeños, al tomar papillas que ya contienen carnes o pescados, al acostumbrarse los niños tan pronto a esta emoción de la muerte del animal y a estas visiones, su mente acaba marginando esta experiencia y niegan (al igual que un adulto) que esto pueda ocurrir. Cuando un niño menor de 2 años come carne, está bloqueando el crecimiento normal de su cuerpo emocional, mental y etérico. Cuando la ingesta de carne ya es habitual en un niño, éste puede incluso aprender el miedo y la muerte como algo propio.
Además todos sabemos que la carne está llenas de hormonas, antibióticos y químicos que son altamente dañinos para el ser humano.
 
DEJAR DE CONSUMIR ALIMENTOS ADICTIVOS:  
EL AZÚCAR Y LA CAFEÍNA:
 
El azúcar refinada, además de ser totalmente contraindicada para la salud del niño, tiende a crear una dependencia y esto está reconocido por las empresas de alimentos. Por eso en la
actualidad, la mayoría de los alimentos procesados contienen azúcar, pues así compraremos más. El mismo principio de las drogas. Da una sensación de placer pero después es depresiva y necesitamos más azúcar para sentirnos bien.
Observa a tu hijo antes y después de tomar una Coca-Cola. Para un niño de 0 a 5 años es una verdadera bomba. Normalmente se aceleran mucho y después se ponen ansiosos, lloran y
quieren más y más refresco. El consumo continuo de azúcar refinada a largo plazo puede traer diagnóstico de Desórdenes de Atención o Hiperactividad, que tanto atañen a los índigo.
La mayoría de los alimentos refinados o procesados que hay en los supermercados también contienen químicos que pueden ser no tolerados. Los dulces, bebidas con colorantes artificiales, galletas, pasteles, hamburguesas y chocolates crearán un comportamiento disfuncional e hiperactivo en el niño. Alimentar a un Niño Índigo o Cristal con chocolate y coca-cola literalmente es el equivalente a darle al niño una droga. Su sistema responderá volviéndose demasiado activo – produciendo comportamiento hiperactivo seguido por un “choque” o berrinche cuando los efectos desaparecen.
 
Los padres tienen que aprender a observar los cambios bruscos de conducta en sus hijos y analizar detenidamente si estos vienen después de haber comido o bebido algo en especial. Una vez que aprendan a detectar estos cambios de conducta pueden ver cuáles son los alimentos que los producen y generalmente van a ser
alimentos como refrescos, con un alto contenido de azúcar refinada y colorantes artificiales, cafeína y chocolates.
 
Endulzantes recomendados son la miel pura de abeja, el azúcar verdaderamente integral, sirope de arce, y las melazas de cereales y caña de azúcar.
La cafeína se encuentra en :el café, el té, el mate, la nuez de cola o el cacao, refrescos de cola. Con el cacao no es sólo la cafeína el problema, sino también la teobromina. Esta sustancia actúa igual que la cafeína.
 
GLÚTEN/DERIVADOS Y CASEÍNA (LECHE/DERIVADOS):
 
El cuerpo físico del niño Índigo/Cristal es muy sensible a la comida y con frecuencia desarrollará Alergias a Alimentos: puede ser intolerante a los cereales, produciendo síntomas como eczema, problemas digestivos y desórdenes de sinusitis y de oído/nariz y de garganta.
El glúten y la caseína se degradan en peptidos opiáceos que actúan igual que una droga, en el organismo. Para tener información amplia,
Ver artículo sobre los Opiáceos Alimentarios (péptidos del Glúten y la Caseína)en la sección "Lo que No deberíamos consumir" de esta misma página web.
También recomiendo el artículo "Por qué dejar de consumir leche?" y "El Mito del Calcio".
 
Los cereales tomarlos siempre integrales y sin glúten. NO contiene glúten el arroz, maíz, mijo, sorgo, la quinoa, el trigo sarraceno, el amaranto (estos tres últimos en realidad no son cereales, por eso no tienen glúten)
 
Las fuentes veganas de calcio son: El tofu, la leche de soja enriquecida con calcio, el tahini (pasta de sésamo), el yogur de soja, los nabos, las semillas de sésamo, el tempeh, los vegetales de hoja verde, los berros, el perejil, las acelgas, el brócoli, los higos secos y las almendras.
 
CUIDADO CON LOS TRANSGÉNICOS:
 
Los alimentos que consumimos, en su gran mayoría, son transgénicos. Dichos alimentos son creados en laboratorio y son modificados genéticamente. Este proceso consiste básicamente en “pegar y cortar” genes de organismos, bacterias o animales a cultivos como el maíz o la soja. Debemos consumir alimentos cultivados orgánicamente, naturales, sin colorantes artificiales, ni conservadores. La mayoría de los productos enlatados, procesados, en caja e incluso frutas y verduras pueden estar alterados genéticamente. Por lo tanto es recomendable evitar los alimentos enlatados y los embutidos. Cuando las frutas y verduras luzcan casi perfectas, y no tengan ni el sabor ni el olor que las caracteriza es muy probable que sean transgénicas. Mira las etiquetas, normalmente, en los cereales, si no indica que NO es un producto modificado genéticamente es que lo suele ser, incluído la soja.
 
 
PROPORCIÓNALE LA NERGÍA VITAL DE LOS ALIMENTOS VIVOS (FRUTAS Y VERDURAS CRUDAS):
 
La comida es energía y por lo tanto contiene un nivel vibracional. Mientras más natural sea, mayor será su vibración. Los Niños Índigo y Cristal tienen que mantener un nivel vibracional elevado para poder llevar a cabo su misión. Por lo tanto, el mayor regalo que un padre puede darle a sus hijos es enseñarlo a comer correctamente, mostrándole el nivel energético que contienen los alimentos y
cómo, a través de la experiencia directa, se van a sentir después de comer comida basura o baja en contenidos vibracionales; esto es enseñarles a diferenciar el nivel vibracional de cada alimento para que sean ellos mismos los que aprendan a elegir que alimento los va a hacer sentirse bien. La comida contiene energía vital. La energía vital se mantiene en los alimentos únicamente 20 minutos después de haberlos cocinado y licuado. Por tal motivo es indispensable consumir alimentos vivos, frescos, diariamente.
 
Olivia González
www.alimentacionynuevaera.jimdo.com

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal



SEGUIR POR E-MAIL!

Datos personales

Mi foto
Perito Agrónomo. Prof. de Nivel Inicial, Estudiante de Lic. en TiC's, Cursando Seminario de Pedagogía Waldorf,

SEGUIME...


Recent Comments